miércoles, 30 de junio de 2010

Un Deseo

-->
Nadie consciente del deseo intenso
ansiara hervir de un triste desengaño;
nadie entendiendo que padece el precio
de amar a alguien que nunca le ha amado
se le arriesgara a confesar el hecho
por cual suspira un corazón borracho.
Nadie envidia sentir la amargura
que sienten siempre los emparejados
cuando alguno de ellos con ternura
al otro dice estar acorralado…
Nadie entonces quisiera la envoltura
que envuelve al páramo desamparado.

¡sólo yo soy el ser que se embriaga
con el deseo intenso de sentir
todo aquello que lleva y acompaña
estar amando, amando el compartir!

No hay comentarios:

Allende