Derechos de autor reservados

MyFreeCopyright.com Registered & Protected

Mi Correo

andres.romero125@gmail.com

miércoles, 17 de marzo de 2010

La Prontitud Mundana

-->
Por los pasillos de un palacio subrepticio
—que considerarlo maligno he pensado—
fluyen los espejismos de un cruel suplicio
el cual como conozco sería mi pasado.

Es en parte un palacio espantoso mi mente
cuya estructura retorcida se ha tornado,
y según la providencia de tinieblas ingentes,
la sombra que soy pronto se habrá consumado.

Pero ello no es nada tremebundo
si con otra gente ya me han cotejado:
manifiesto pues que lo mas inmundo
con evaluar el vulgo habrán tanteado.

Son lo que abunda sujetos lascivos e irrisorios
quienes en este antro se han fecundado;
malditos hortelanos grotescos y promisorios
de la mediocridad en su retoño más elevado.

Son como una plaga que busca reproducirse
infestando cada grieta de este mundo lacerado.
Y así, la juventud que empieza a extinguirse
va enterrando la simiente de un futuro deplorado.

Es pues como divulgo, una estirpe despreciable,
cual ratonera heredera de los palacios venerados.
Tal vez no se den cuenta, la broza detestable,
que son ellos la befa de los dignos antepasados.

martes, 9 de marzo de 2010

Un Abnegado

-->

Aquel que temerario su pasión confiesa,
su mejor pago será ser correspondido.
Y aquel que solitario su pasión sopesa,
pagará la condena de habitar en el olvido.

Aquel quien lleva un cariño acompañado,
dirán que goza de un corazón atrevido.
Y aquel quien carga un anhelo abandonado,
dirán que padece un corazón retraído.

Cuando algunos pasen algún percance,
sabrán ellos hallar su amor consentido;
otros pocos verán su amor sin alcance,
cuando en el terror caigan vencidos.

Hoy por hoy, muchos sabrán preguntarse:
¿es acaso ella a quien más he querido?
y por otro lado, pocos gritaran al enterarse:
¡es por ella por quien más he sufrido!

¿Será entonces el astuto hombre valiente
quien retumbe de honor merecido?,
o ,¿será el hombre triste y decadente
quien merecerá alivio de estar desvalido?

Quizás emane del inmenso dolor perenne
una pizca de valor por soportar lo vivido,
quizás una mancha en el temerario se interne
y sea ésta quien en infiernos lo deje sumergido.

En surcos de soles se extasía de placer
el hombre manchado por un exceso prometido;
rasgada el alma por un negro amanecer,
el hombre abnegado se lamenta sucumbido.

Heme ahí pues, como ser martirizado,
quien a su amada nunca ha convencido.
tal vez sea tonto, tal vez esté acabado,
pero en mi derrota amaré estando perdido.

domingo, 7 de marzo de 2010

Confesión

-->
En este día cuando oscurezca
habré dejado grabado en su mente,
cual canción que suena clemente,
la ilusión de una pasión fresca.

En este día cuando oscurezca,
su manantial de amor ferviente,
que aguarda en oculta fuente,
desbordará de forma que no perezca.

Y es que con su mirada soñadora
he de decirle por cuanto la amo,
con estos versos que declamo ahora.

Y de la noche a la clara aurora,
brotará de su ansia escondida,
el saber que soy yo quien la adora.

viernes, 5 de marzo de 2010

Amor Insatisfecho

--> -->Son todo, sigilosas notas, la música de mi corazón,
en una sonata melancólica que hoy nadie escucha,
como si vibrara en coros de mi fúnebre amor,
la pasión que ella ignora, sólo por mi culpa.

Son todo, tristes vistazos, los que le dirijo sin afán,
y ella únicamente sonríe al ver como perduran;
tal vez no se entere de mi maldición, de mi forma de amar,
y probablemente nunca pasemos juntos desventuras.

En la expresión de mi condena, del suplicio de añorar,
parte de lo llevado en mi pecho son las ilusiones futuras,
las cuales gimen al no quererlas realizar,
por mis duras negligencias, soportadas como ataduras.

Ella deambula quizás, soñando con mi pensamiento,
y es ello lo cual me genera más angustia,
al razonar y creer en que me está queriendo,
pero que en su sueño jamás me disfruta.  

Ella me observa, con delicadeza, y al hacerlo,
siento una leve punzada para todas mis penurias,
ya que su mirada es como un destello
proveniente de un universo de sublime ternura.

Antes, por otra, el espacio negro difundido en mi recuerdo
fue iniciando como una simple fisura,
ahora, que al no saber amar estando padeciendo,
mi recuerdo se vuelve a un agujero de torturas.

Sin embargo, yo la seguiré amando así, también sin tenerla,
así todo me motive a que este amor concluya.
Y su nombre sembrado en mi mente, como una tragedia,
será un honor, aunque ella no me quiera, y yo me destruya.