miércoles, 4 de abril de 2012

Últimos Instantes



Amor competente
sosiega en secreto.
¡Amor inherente,
amor consecuente
retuerce discreto,
y frágil y quieto,
palpita sin más
consuelo de verte
a verte jamás!
Lo asusta un temor
que exhibe la muerte
sin nunca tenerte
¡a verte jamás!
Y crece el amor,
y crece el dolor
¡a verte jamás!
¿Por qué si te he visto
tan linda y tan fresca?
¿Por qué si te insisto
por suave y burlesca
del odio imprevisto…?
Y aunque oscurezca
reluces sin más…
Amor, lloraré
pues no volveré
¡a verte jamás!

2 comentarios:

Yasmina dijo...

Que bonito!!! tiempo hacía que no veía una entrada nueva, me gustó mucho leerte de nuevo y como siempre tan romántico.

Besossss.

Ceciely dijo...

Precioso poema...dice mucho...doliente quizás ahora, pero en su momento feliz.
me gusta leerte
abrazo

Allende